Retirado!

Náh, no es que me haya retirado de la empresa. Es que estoy de retiro en el Parador de Cardona con los amigos de Entrepreneurship Organization. En teoría es para crecimiento profesional, pero siguiendo la tónica del post anterior, es más desarrollo personal que otra cosa. O quizás sea lo mismo. Lo bueno es que estamos en medio de la nada en una construcción del siglo X, y lo buenísimo es que hay calefacción del siglo XXI. E internet, divino tesoro, como habrán deducido. El lunes salgo para Holanda para nuestro Monitoring Symposium en Amsterdam, pero intentaré ir posteando las miles de cosas que tengo pendientes. Y se acumulan. Teneme paciencia: lo mejor está por llegar. Como en la vida.

¿Cómo ser un gran CISO?

Estado

Después del Tango/04 Monitoring Symposium en Italia y en rapido tránsito por Buenos Aires, una pregunta: ¿Qué tiene que decir el creador de Dilbert acerca de convertirse en irreemplazable como CIO? ¿O CISO? ¿O Gerente de Tecnología? ¿O cualquier otro puesto que puedas tener hoy? Mucho. Muy pronto: jugosos consejos de Scott Adams, totalmente gratis. (Gratis en el sentido de que no le voy a pagar nada a Scott Adams). ¡Nos vemos!

Steve

Steve Jobs

Escribo esto en un avión, en mi MacBook Air, que me alivia la espalda y me alegra la vista, mientras releo su Stanford speech en mi iPhone. Sí, soy un fanboy. Mi hija menor, de dos años, también: tan fácil, tan natural para ella usar el iPad, esa tableta mágica. Tan llenos los productos Apple de simplicidad y buen gusto.

No estoy triste, porque Steve fue, se encontró en este mundo, no vivió la vida de otra persona. Amó. Creó. Vivió. Nos inspiró a todos, y estará tan por siempre con nosotros.

Descansá en paz, Steve, y gracias. Como decía Facundo: no murió, se adelantó. Como siempre.

Algunos apuntes sobre El techo de cristal

Estado

Comentarios rápidos sobre El techo de cristal, mi post anterior:

Primero, lo escribí algunas semanas atrás para The Rhetorical Journey, donde salió como post invitado (¡gracias, Conor!). Tenés que seguir sí o sí a Conor (@cuchullainn) y suscribirte a su blog.

Segundo, Diana Nyad intentó un tercer cruce justo unos días después de escrito el post, a los 62 años. Tuvo que abandonar después de casi 40 horas de esfuerzo, cien mil brazadas y más de 90 kilómetros nadados, tras haber sido picada varias veces por el animal marino más venenoso conocido (http://bit.ly/r1XYTX). Generalmente una sola picada es suficiente para disuadir a cualquier maratonista, pero Diana está hecha de una manera distinta: nadó 34 horas más después de la primera picadura. Dejó de nadar sólo porque otra más la podría haber matado.

Y, último pero no menos importante, jugué mi primer partido oficial con los Vallvidrera Senglars este domingo pasado. ¿El resultado? Ganamos 4-0. La vida es bella.

La sesión de Gartner viene llegando

Estado

Muy buena sesión el otro día en la conferencia de Gartner El Futuro de IT en Buenos Aires, vino un montón de gente. Presentamos nuestros procesos ágiles para gesionar servicios. Y aproveché para hablar con unos cuantos analistas de Gartner de paso. Estoy de vuelta en Barcelona, así que prometo un resumen de mi charla mañana. O pasado mañana. 🙂

Aperitivo

Estado

Para cuando leas esto probablemente esté en Noruega. Pero no te preocupes, en dos días tendremos un delicioso artículo sobre parapalos de bowling, Stanislavski, clases de teatro, bancos que se prenden fuego, y esperemos que alguna conexión con el tema central de este blog. Hasta el jueves!

Las pequeñas GRANDES cosas

Estado

Justo despues de postear ayer me encontré con el excelente libro de Tom Peters (soy su fan) Highlights from The Little BIG Things: 163 Ways to Pursue Excellence, e, increíblemente, el número uno es acerca de… añadir valor a un baño! Coincidencia? Estrellas alineadas? Bajate el ebook oficial de Tom Peters (legalmente) acá, con un montón de ideas acerca de cómo añadir valor por todos lados. Disfrutalo…

(Reposteo esto acá porque en los comentarios quedaba muy escondido)